El hombre desligado de artificios, en contacto con la naturaleza, lejos del bullicio e imposiciones. El hombre sin etiquetas, ajeno a las modas, impermeable al qué dirán. El invierno que viene se inspira en el hombre SILBON en su versión original.

El mismo que elige cómo vestirse para sentirse cómodo y atractivo. Aquel que, gracias a la experiencia de las vivencias a sus espaldas, conoce la importancia de elegir materias primas de calidad.

Cuero, lana, algodón, pana y cashmere; a juego con sus valores. En perfecta sintonía con su propia piel.

La montaña y las prendas tradicionalmente ligadas al tiempo de ocio en los ambientes más fríos asaltan la ciudad, coloreándola de tintes tierra, verdes, vibrantes rojos y marinos, en equilibrio con pinceladas soft.

Un soplo de aire fresco en forma de estampados, tejidos y patrones con el toque british exacto para volar de vuelta a la elegancia de otras décadas, siguiendo de cerca a la voz de la experiencia.

Product added to compare.