“Echar la vista atrás
es bueno a veces

… momento de ausencia de obligaciones
y plena libertad?

¿Cuántos volveríais a disfrutar
esa ilusión del primer amor?

A vivir aventuras en la naturaleza.
A aprender de tus mayores. Decidme, ¿cuánto daríais por vivir
un día como los de aquellos

Sol, amigos, familia, tranquilidad
paz y despreocupaciones.
Ahí está la verdadera felicidad