Algunos hombres destilan elegancia sin pretenderlo. Quizás por eso, porque no se lo proponen. Mientras, su carácter, sus principios, su personalidad hacen el resto.

Miguel es uno de esos hombres que, con talante sereno y una tímida sonrisa, irradia buen gusto y una distinguida sencillez.

Aprovechando que la lluvia nos concede una tregua, salimos a pasear con él, bajo un reconfortante sol de noviembre. Miguel es el vivo ejemplo del estilo original SILBON: clásico, con un punto chic. Un gentleman, incluso con un dress code informal.

Nuestro invitado ha elegido algunos de los must de la temporada, combinando un infalible cardigan de algodón y cashmere, con una de las americanas estrella del invierno, La Harry´s en tonos tierra.

Además de un truco infalible para abrigarnos en estos días en los que la temperatura oscila continuamente, la combinación de americana y cardigan genera un favorecedor juego de capas.

El tejido protagonista del look de Miguel es la lana, pues está presente en casi todas sus prendas. Llama la atención la corbata de cuadro tartán.

Otro clásico entre clásicos que espera paciente la llegada del otoño, para poner la guinda en genuinos looks preppy, como este.

El pantalón, con el punto formal que aportan las pinzas y el desenfado de un chino, juega un papel de conexión perfecto. Los zapatos, más sport que formales, son un guiño a la comodidad y el estilo propio.

Un look maduro para un hombre que sabe lo que quiere, que se conoce, es fiel a su estilo y sabe sacarle todo el partido.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *