Multitud de elementos de la moda, en general, tienen su origen en la pura funcionalidad. Las prendas se confeccionaban para abrigar, proteger y perdurar durante muchos años y, los ahora denominados complementos, estaban diseñados para atender a ese propósito.

Los tirantes de hombre son un claro ejemplo. Siglos atrás, los franceses sujetaban primero, sus calcetines, y posteriormente sus pantalones, con tiras de tela y seda que permitían al hombre moverse durante toda la jornada, de forma cómoda y segura.

Así, los tirantes, como la camisa, se consideraban un elemento de ropa interior, sin ningún tipo de interés estético.

Con el paso del tiempo, tirantes han dejado de esconderse para alcanzar un lugar destacado en el estilismo de un hombre, ya sea casual o con un traje de ceremonia.


Son el contrapunto natural al cinturón y favorecen la silueta, al sujetar el pantalón y mantenerlo en su lugar correcto.

En la actualidad, se multiplican las opciones de pantalones con corte sastre, pantalones sin trabillas en la cintura, eliminando así del look, el cinturón. La solución idónea en estos casos pasa por los tirantes, complemento indispensable, que, aunque siempre aportan un punto vintage a la composición, se han convertido en un complemento de plena tendencia.

Con independencia de la temporada, en SILBON podemos encontrar muy distintos diseños: Tirantes de rayas regimentales, estampados de fantasía, tirantes de estilo retro, inspiración colegial u sencillos modelos tirantes en colores lisos y estructura espigada.Todos combinan a pajaritas o corbatas. Multitud de opciones geniales, para todo tipo de ocasiones.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *