¿Lo habéis notado, verdad? ¡La Navidad se nos ha echado encima! El año ha pasado volando y ya estamos ilusionados, preparando regalos, rehaciendo la lista de propósitos, cuadrando mil agendas para quedar con la familia, compañeros y multitud de amigos.

Entre tantos preparativos, siempre nos ronda la misma cuestión: ¿qué me pongo estas fiestas?

Se trata de la una duda universal. Los eventos de Navidad dan pie a lucir nuestros mejores looks. Y, lejos de lo que pueda creerse, contamos con diferentes opciones, atendiendo, siempre, a la etiqueta de la cita.

Si nos invitan a una fiesta nocturna de etiqueta será hora de sacar del armario el smoking.


El look infalible. Merecerá la pena prestar atención a los detalles, siempre respetando los cánones clásicos. Solapas de satén, camisa con jaretas o botones ocultos, fajín y pajarita. La chaqueta cruzada puede ser una buena opción si queremos dar un giro dandy a nuestra propuesta.

Si el evento requiere el uso del traje, nada mejor que apostar por los tonos oscuros


Ya sea de día o de noche. ¿Algo especial? Un estampado ligero de cuadro ventana nos hará destacar de forma discreta. Al fin y al cabo, es la mejor forma de destacar. Combinamos con camisa blanca y corbata oscura. En estos días, la clave es la elegancia, sin estridencias.

Para ocasiones más relajadas, cenas informales con amigos o familia podemos sustituir la camisa por un jersey de cuello vuelto


Y combinar dos tonos distintos de americana y pantalón. Con un mix de colores azules, grises o negros acertaremos completamente. Es la apuesta más informal de las tres, pero resulta igual de acertada.

El secreto es saber cuándo usar cada uno de estos looks. Para no fallar, consulta al anfitrión o a los invitados. Vestir acorde al dress code establecido es signo de educación y respeto.

Elegido el outfit, es momento de disfrutar. ¡Feliz navidad!

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *