Tras un tiempo en el que el chaleco había quedado en el olvido y alejado de las últimas tendencias, desde Silbon hemos querido rescatar una de las piezas de sastrerías más icónicas. Eso sí, aportando nuestro sello particular y único que te permitirá marcar la diferencia.

Apuesta por los chalecos Silbon y marca tu propio estilo

En Silbon somos amantes de los chalecos de vestir para hombre, ya que creemos que es una pieza que aporta personalidad y es capaz de realzar la figura al vestir chaqué o un traje de tres piezas.
Para ello es fundamental que el chaleco quede perfectamente ajustado al cuerpo, siendo importante acertar con la talla para conseguir un look elegante, retrospectivo y vintage.
Todos los chalecos Silbon están pensados para vestir exclusivamente en ceremonias, y están disponibles en una amplia variedad de colores y estampados. Cuentan con seis botones y, aunque es una regla no escrita, lo más recomendable es dejar el último botón abierto.
Si hasta el momento habíamos optado por el chaleco cruzado de doble botadura clásico, ahora vamos un paso más allá. Para esta temporada, en Silbon hemos apostado por otros dos modelos de chaleco cruzado, algo más exclusivos e innovadores.
Uno de ellos es este chaleco cruzado de doble botonadura y terminaciones en punta de diamante. Está confeccionado a rayas blancas sobre un fondo azul, y destaca por tener unas líneas muy marcadas y corte exquisito que estilizará la figura de quien lo vista.
Otro de nuestros nuevos diseños es el chaleco cruzado con cuello escotado en forma de U, un clásico que se adapta a las últimas tendencias y que seguro será uno de los mayores éxitos dela colección.  Muy pronto estará disponible para todos en tiendas físicas y online.

El chaleco, el complemento perfecto de los chaqués

Cuando buscamos lucir un look elegante y distinguido, el chaqué tiene un papel protagonista, encontrando en el chaleco a su complemento perfecto. Su combinación será todo un éxito.
Nosotros lo sabemos, y por ello la nueva colección Tailoring de Silbon llega con una buena variedad de chaqués, que serán ideales para los eventos de ceremonia en los que tienes que mostrar tu lado más elegante.
Para los nuevos chaqués de Silbon hemos apostado por colores como el gris marengo y el azul marino; dos colores con el que el acierto estará más que asegurado. Y por supuesto, también ponemos a tu disposición el conjunto de chaqué clásico con los pantalones de chaqué y la levita clásica.
Para finalizar, hay que destacar los chalecos dentro de los conjuntos de tres piezas, donde el chaleco tendrá que estar confeccionado en el mismo color y tejido, para así mantener la armonía en todo el conjunto y conseguir una mayor elegancia y sobriedad.
Y no podíamos marcharnos sin hablar de los complementos que realzarán tanto el chaqué como el chaleco, entre los que destacan los pañuelos y las corbatas. Para acertar, lo mejor es combinar o contrastar con los tonos del chaleco y del chaqué, aportando la luminosidad y detalle que una ocasión tan especial requiere.

Consejos para combinar chalecos de vestir

Las reglas para utilizar y combinar chalecos de vestir son sencillas: nunca lo combines con pantalones cortos y no mezcles chalecos estampados con camisas estampadas. Por lo demás, los chalecos de vestir son perfectos para ocasiones formales o para eventos más casuales. La clave y la forma más sencilla para combinar correctamente chalecos de vestir es moverse por la misma gama cromática: si apuestas por un chaleco gris, ponte una corbata de un color similar (puedes encontrarla con estampados, para romper un poco la sobriedad del look) y con una camisa blanca.
En caso de que te guste incorporar más colores en tus estilismos, intenta evitar los antagónicos (complementarios, en la rueda cromática): no mezcles verde y rojo, o rosa y rojo, por ejemplo.
Además, los chalecos de vestir son una prenda perfecta para ponerse con trajes, tal y como te explicaremos más adelante, así que apostar por un chaleco de vestir que combine con los distintos trajes que ya tengamos, nos ayudará a crear un look más logrado. Si te mueves por el espectro neutral en cuanto a color, puedes ayudarte de colores un poco más llamativos para los accesorios (como la corbata, los gemelos, el pañuelo…).

Cómo combinar chalecos negros

Los chalecos negros combinan perfectamente con casi todo tipo de colores. Por eso, debe ser un must have en tu armario. Se trata de una prenda muy versátil, que podrás combinar con trajes grises, camisas blancas, e incluso prendas estampadas. Si quieres vestir este tipo de prendas con un tono más sobrio, elige colores neutros. En caso de que prefieras darle un toque más personal e informal, podrás combinarlo con camisas rosas, corbatas estampadas y de distintos colores (verde, roja o negra estampada, por ejemplo), pañuelos de seda especiales… Eso sí, si vas a llevar un chaleco negro es recomendable optar por unos zapatos del mismo color y darle a los accesorios todo el protagonismo. ¡No te pases con los colores!

Cómo combinar chalecos azul marino

Aunque los chalecos negros suelen ser la apuesta segura, los chalecos azul marino se presentan como una elección para ocasiones más formales. Si quieres combinar un chaleco o un traje azul marino la elección más fácil será una camisa blanca. Para añadirle una corbata que combine, lo mejor es apostar por diseños sencillos y un tono de azul similar al del chaleco. ¿Prefieres darle un toque distinto para combinar con tu chaleco azul marino? Puedes quedarte en la misma gama de colores, haciéndote así con una camisa de color azul cielo. Una combinación acertada. El gris es otro color que combina con el azul marino, y que puedes incorporar en la corbata. Por último, te recomendamos que pruebes con una camisa rosa, que dará una visión de confianza, perfecta para reuniones importantes.