Americanas

Abr 21, 2020 | NOTEBOOK

“SIN DUDA LA AMERICANA ES UN ELEMENTO
FUNDAMENTAL
 EN EL VESTUARIO
DE CUALQUIER HOMBRE”

Hoy inauguramos una nueva etapa de nuestro blog con una sección en la que os iré dando mis claves de estilo personales para el uso de ciertas prendas. Como no podía ser de otra manera, empezamos con nuestra prenda fetiche, la americana, que fue el primer producto que SILBON puso en el mercado.

Dentro de la multitud de variantes que nos podemos encontrar en el mercado, para mí, una americana debe cumplir con seis requisitos mínimos como son:

1. Un ancho de solapa de entre 7 y 9 centímetros.

2. Debe tener un cierre con doble botonadura, del que abrocharemos sólo el botón superior.

3. En caso de ser cruzada, debe tener 6 botones exteriores y uno en el interior, que debes llevar siempre abrochado.

4. Doble abertura trasera.

5. El largo de la manga dejará asomar de uno a dos centímetros de la manga de la camisa.

6. Y, sobre todo, cuida la elección de la talla, para que el ajustado sea óptimo y la prenda no resulte ni ancha ni estrecha.

Una vez nos aseguramos de cumplir con todos esos requisitos, el siguiente paso es elegir la americana apropiada para la ocasión. Os voy a describir mis americanas favoritas y el uso que les suelo dar:

“AMERICANA CLÁSICA”

Este tipo de prendas las recomiendo para ocasiones muy formales.

En los últimos años se ha ido abriendo hueco en detrimento del traje, llegándose incluso a utilizar en celebraciones como bodas o bautizos. Son, además, prendas muy apropiadas para un ambiente de trabajo en determinados gremios.

Sus características principales son, forro interior, bolsillos normales y hombreras actualmente según la tendencia de un tamaño muy reducido. Siempre recomiendo tejidos confeccionados 100% en lana fría. Respecto al color, mejor, algo discreto. El azul marino es mi favorito.

Para combinarlas, te aconsejo un pantalón de pinzas gris o un pantalón chino de color claro, con una camisa blanca, celeste o de líneas discretas, calcetines oscuros y un calzado de vestir de piel en color negro, burdeos o marrón oscuro.

Sólo recomiendo usar colores llamativos en algún completo, o en la corbata o en el pañuelo, nunca en los dos a la vez, siendo mi opción favorita la corbata marina y pañuelo blanco liso asomando 1 dedo del bolsillo.

“AMERICANA SEMI VESTIR”

“UN
TOQUE MÁS

SPORT…

Este tipo de americana es ideal para eventos más informales que las anteriores. Yo las suelo usar a diario tanto en mi trabajo como para cualquier salida con amigos

Reconocerás este tipo de americanas porque suelen llevar bolsillo de plastrón, no tienen forro interior y tampoco hombreras, de manera que el efecto es menos “armado”, obteniendo un toque más sport. El acabado final es una prenda muy confortable.

Aquí los tejidos varían mucho en función de la época del año, para la primavera o el verano, el algodón, lino o la mezcla de ambos en colores lisos es mi mejor opción. Si, además, el tejido lleva un tratamiento de desgaste, ¡el resultado es espectacular!

En invierno, el tejido ideal es la lana 100%. En cuanto al color y diseños, las variantes son muy diversas. Podemos jugar con todos grises, beige, marinos, verdes, y tramas de cuadros harris, pata de gallo, Príncipe de Gales, etc… A mi parecer, casi todo vale, siempre y cuando el tejido pase el test de proximidad. Es decir, que, a una distancia de 5 metros, cueste identificar la trama del tejido que estamos usando, esa mi regla de oro para diferenciar un look elegante.

Para combinar este tipo de americana hay muchas opciones. Dejando a un lado el pantalón de vestir formal, casi cualquier opción del pantalón de sport es válida en todas sus vertientes, incluso los jeans. La excepción, para mí, está en los modelos jogger, con un aspecto muy deportivo. Para elegir, ten en cuenta el contexto y etiqueta del evento al que acudes.

A la hora de escoger la camisa…

A la hora de escoger la camisa personalmente prefiero una camisa sin botones en el cuello, al tiempo que descarto los modelos de cuadros o aquellas con rayas muy marcadas.

En verano otras fórmulas igualmente válidas son la camiseta lisa o los polos. El resultado será un look muy casual, así que evítalo en citas formales. Completamos el look con unos chinos claros y zapatillas blancas.

En invierno podemos optar por un jersey de cuello vuelto. Esta combinación nos permite lucir diferentes, sin perder un ápice de elegancia, en este caso apuesta siempre por jerseys lisos, los tonos infalibles son los azules, grises o beiges.

En cuanto a los complementos, tenemos que adaptar nuestra elección a la época del año. En verano, el uso de la corbata queda limitado a ocasiones muy formales; mientras que, en invierno, es totalmente recomendable. Para combinar, te doy un truco sencillo, opta por corbatas lisas, cuando el tejido de la americana tenga trama o dibujo. Apuesta por corbatas con algún detalle, cuando la americana es lisa.

Mi look estrella, en los meses fríos, incluye un cárdigan ligero, en colores lisos básicos como el marino, burdeos, verde botella o beige, debajo de la americana. En este tipo de estilismos, añade, sin miedo, una corbata. Al tiempo que nos abrigamos, sumamos un plus de elegancia.

“AMERICANA CRUZADA”

“EL BUEN VESTIR

CLÁSICO

Esta prenda es una de mis favoritas porque es una prenda que de por sí te define como una persona que se preocupa por su imagen con inclinaciones por el buen vestir clásico.

Me gusta usarla sólo para ocasiones especiales, ya que, aunque opte siempre por el color azul marino no deja de ser una prenda llamativa, y para mí gusto su uso diario queda un poco pretencioso.

En este tipo de americana me encanta el bolsillo de plastrón, ya que suaviza el aspecto formal de la doble abotonadura, dándole un toque sport o juvenil.

En cuánto a las características, las hay de los dos tipos descritos anteriormente, con forro y hombreras más formales o sin ambas cosas consiguiendo un aspecto más casual.

Para combinarla las dos únicas opciones que recomiendo son el pantalón de vestir gris o un pantalón chino claro. Y en cuanto a tejidos casi todos son válidos siempre que vayan acorde a la época del año, eso sí, sólo recomiendo tejidos lisos sin ningún tipo de dibujo ni trama, la prenda de por sí ya es un “must”, si le sumas extras es muy posible que te pases de la raya. Tampoco me gusta cargarla en exceso de complementos, o corbata o pañuelo, ambas cosas sólo para ocasiones muy formales y en ese caso el pañuelo nunca lo asomaría en exceso.

“AMERICANA BLAZER”

Mucha gente cree que blazer y americana son sinónimos, pero no es así. La blazer es una versión de la americana más informal, cuyas principales características deben ser:

– Doble botonadura

– Bolsillo plastrón

– Botones de metal

– Tener un largo más corto que una americana normal

Este tipo de prendas las recomiendo para un vestir informal, y son muy fáciles de combinar, en la parte de arriba encajan con cualquier opción, camisas de vestir, camisas de sport, polos, camisetas lisas, camisetas más jersey de caja o pico, jersey de cuello vuelto, también le puedes añadir complementos sin abusar de colores estridentes.

En cuanto al tejido siempre apuesto por colores lisos, el azul marino es un básico y si tiene algo de estructura mejor porque le da un toque aun más sport

En la parte de abajo puedes usar cualquier pantalón de sport. Y quedan genial con zapatillas de cualquier tipo, blancas mínimal, running, o también con cualquier zapato sport, mocasines, náuticos, etc.